jueves, 22 de marzo de 2012

Entrevista a Cristina Badillo Castillo.

Blogmorado se ha puesto en contacto para realizarle una entrevista, con la joven artista malagueña del Bordado y con mucho futuro Cristina Badillo.


¿Quién es Cristina Badillo?


Es difícil hablar de una misma. Soy una persona sencilla, que disfruta de la vida y del trabajo. Me gusta investigar y descubrir, que no me lo den todo hecho. En las dificultades veo las posibilidades de aprendizaje.


¿Cuándo decides dedicarte al mundo del bordado y del arte en general?

El arte es algo que siempre ha estado presente en mi familia con mi padre y mi abuelo, por lo que no es de extrañar que tuviera claro desde muy pequeña que iba a estudiar Bellas artes. Con respecto al bordado, con 19 0 20 años conocí en mi parroquia a mi buen amigo Jesús Cebreros “Zuli”, que por esos años empezaba a destacar como bordador. Estuve con él unas semanas ayudándole y me fascinó y ahí me pilló el corazón este arte! Luego me fui a estudiar Bellas artes a la Universidad de Granada, y no fue hasta que terminé y volví a Málaga cuando me propuse aprender en serio a bordar.


¿Quiénes son tus primeros maestros y el más especial para ti?

Como he comentado anteriormente, con Jesús Cebreros fue con quien tuve la primera toma de contacto con el bordado. Pero fue con el maestro del bordado Juan Rosen con el que realmente empecé a aprender en un curso que dio, y del cual guardo mucho cariño. El último curso que hice fue con Fernández y Enríquez, de Brenes (Sevilla), y con los que estuve trabajando casi 8 años.

¿Cómo fueron tus inicios como bordadora?

Como bordadora pues como a todos los que empezamos, con mucha ilusión. Mis conocimientos de dibujo me ayudaron mucho a la hora de “dibujar con la aguja”, fue una ventaja.


¿En que año decides independizarte y abrir tu propio taller?

Desde que me plantee aprender a bordar, tuve en mente el tener mi taller en un futuro, pero primero había que aprender. Es con los años de experiencia como se forma un profesional, no sólo con un curso. Cuando me vi lo suficientemente formada (aunque nunca se acaba de aprender) fue cuando me lo plantee, sobre todo para aplicar mi propio estilo a lo que hacía, tanto en el diseño como en el bordado.


¿Cómo recuerdas tu primer encargo?

Muy ilusionada. El primer encargo fue una cinturilla para una hermandad que empezaba (aunque aquí yo aún estaba aprendiendo a bordar). Luego fue el repostero de la Casa de Alora y a partir de ahí empezaron a salir los trabajos. En este arte el boca a boca hace mucho.

¿Qué tipo de bordado haces Cristina?

Intento realizar un bordado donde el detalle tenga la máxima importancia. Cada pieza bordada es especial e intento realzarla y embellecerla como si fuera única. Quiero retomar técnicas antiguas del bordado y del adorno y que por motivos económicos (no son rentables por ser muy minuciosas) se han desechado. Pero a la vez que retomo el pasado también intento darle tanto al bordado como al diseño un paso más hacia su evolución artística.


¿Explícanos brevemente desde el principio al fin, el proceso de un bordado?

Algo primordial en el bordado, y que a veces no se le da la importancia que debiera, es el diseño. Si tenemos un mal diseño el bordado, aunque tenga una técnica perfecta, aparecerá deslucido. Partiendo entonces de un buen diseño, lo primero que tenemos que hacer es dividirlo en piezas individuales, que serán las que bordaremos en un bastidor. Al terminar estas piezas de bordarlas y adornarlas, las recortaremos y las pondremos sobre el bastidor en el que se encuentra el terciopelo o la tela final del trabajo. Encima de este pondremos el diseño para que nos sirva de guía. Entonces se apuntan bien las piezas y se perfilan. Luego se confecciona el trabajo final poniéndole forro, flecos. Esta es una explicación a groso modo, claro.

¿Has realizado alguna obra para la Semana Santa de Sevilla o la Provincia? Durante 8 años he estado trabajado para el taller de Fernández y Enríquez, por lo que imagina si he colaborado en trabajos para Sevilla y provincia. Individualmente he realizado trabajos de diseño de una cinturilla para la Cofradía del Gran Poder de Camas. También estoy realizando el diseño de un palio que saldrá a concurso, pero del que aún no puedo decir nada.


¿En que lugares de Andalucía y España, tienes realizado algún bordado?

Tengo bordados en Daimiel, Ciudad Real, Málaga, Antequera, Córdoba, Cabra, Peñarroya-Pueblonuevo, y mis diseños están repartidos por estas ciudades anteriormente citadas además de en Granada, Almería, Jaén, Sevilla, Dos Hermanas (Sevilla), Zaragoza, Segovia, Huesca, Alicante, Almería, Berja (Almería), Murcia…La verdad es que me considero afortunada.


¿Qué sientes como artista, ver tu obra en la calle?

Pues mucha ilusión. Sobre todo de saber que esa cofradía a puesto su confianza en mi trabajo y que mi obra formará parte de su patrimonio.


¿Cuántas personas tienes trabajando en tu taller?

Mi taller es pequeño. Sólo estamos dos personas, pero tampoco está en mis planes tener un taller de grandes dimensiones. Creo que esto me distraería del disfrute de mi trabajo.

En épocas de crisis, ¿Suelen pensárselo mas las hermandades al encargarte un trabajo?

En época de crisis todo el mundo se piensa cualquier cosa que conlleve un gasto!! Pero también es verdad que hay que adaptarse a estos tiempos y dar las mayores facilidades en todos los sentidos para que se puedan seguir realizando trabajos.


Como licenciada en Bellas Artes ¿Qué te gusta más el arte del Bordado, escultura etc.?

Me gusta el arte, simplemente. En la actualidad me centro en el diseño y el bordado, pero si en el futuro me dedicara a otra actividad artística también sería perfecto. Lo importante es que la cabeza no deje que crear y que esa creatividad se vea materializada ya sea en bordados, esculturas, fotografía…


¿Qué obra ha sido la más especial para ti en tu carrera como bordadora?

Todas han sido especiales por que todas son importantes para sus dueños. Pero quizás las que más han llamado la atención por la minuciosidad del bordado han sido la cinturilla de la Virgen de la Salud y Traspaso, de Córdoba y el escudo de la Virgen de Guadalupe, para México. Este último con la virgen bordada en seda en 5 cms. de alto.


Cristina te dejamos abierta la pregunta de la despedida por si ¿Quieres decir alguna cosa más?

Bueno, quizás hacer hincapié en que todo aquel que tenga una ilusión que luche por hacerla realidad, que merece la pena intentarlo.


Desde Blogmorado Cristina te deseamos toda la suerte del mundo y te damos las gracias por la entrevista concedida.

¿QUE TE PARECE EL CAMBIO DE LAS BANDAS EN LA HERMANDAD DE LAS AGUAS?